Impresiones del Coloquio de Buenos Aires…

img_5628

El Coloquio Latinoamericano “CAMUS-CERVANTES-SIGLO DE ORO ESPAÑOL” fue realizado con éxito e interés de público y estudiosos de Camus, según el programa que figura aquí abajo.

Damos a conocer las impresiones sobre el mismo que nos dejó la Vicepresidenta de la Société des Études Camusiennes, venida expresamente de París para presidir este coloquio al lado de Inés de Cassagne, y algunas fotos del evento.

Apreciaciones sobre Buenos Aires

Coloquio latinoamericano: «Camus, Cervantes, el Siglo de Oro español», 30-31 de agosto 2016
2010, 2013, 2016: cada tres años, emprendo el camino hacia Buenos Aires, para asistir a un coloquio Camus organizado por Inés de Cassagne. Por tercera vez, la Alianza Francesa de la Avenida Córdoba nos abrió sus puertas. Vaya mi agradecimiento a su director Bruno Simonin por su hospitalidad. En el 2010, Inés había reunido investigadores de todo el mundo alrededor del tema «Camus: una visión y un pensamiento en evolución»; en el 2013, la joven sociedad latinoamericana de Estudios camusianos, fundada en 2012, organizó una jornada temática, «De Némesis a Prometeo», para conmemorar el centenario del nacimiento del escritor. En 2016, en oportunidad del 400e aniversario de la muerte de Cervantes, Inés y su equipo se propusieron rendir homenaje a Camus, a Cervantes y al Siglo de Oro. Estas manifestaciones son siempre auspiciadas por la Academia de Ciencias de Buenos Aires, por lo que agradezco entonces al Dr Marcelo Salerno, su presidente.

Las comunicaciones, de gran calidad, pusieron en evidencia las afinidades de Camus con España y la literatura del Siglo de Oro. Paola Scarinci de Delbosco, se interesó en el pensamiento del «mediodía» (el sur), antídoto para toda forma de abstracción racionalista estéril, y mostró cómo la luz mediterránea, fuente de belleza, habla simultáneamente al cuerpo y al espíritu. Cinco participantes se interesaron en La Peste. Luis Gonzáles García puso en evidencia las raíces españolas, en particular en la España franquista, del discurso nihilista en La Peste y Estado de sitio. Graciela Isnardi, partiendo del concepto de orden según San Agustín, encontró el origen y las características del mal, en La Peste y La Devoción a la Cruz de Calder?n: en el relato y en la obra de teatro, el desorden es su manifestación. Para Fidel Argenis Flores Quiroz los valores del Siglo de Oro: comprensión, honor, justicia, amor, inocencia, simpatía, fraternidad, son las del hombre rebelado. Marisa Mosto, en una comunicación titulada «El doctor Rieux, caballero de la vida» mostró el quijotismo de Rieux y de su creador: Don Quijote lucha con las incontables figuras del mal; Rieux lucha contra la peste. Los dos personajes dan pruebas de nobleza y desencanto.

Dos intervinientes estudiaron «el hombre absurdo», recordando que el donjuanismo es una manifestación del absurdo. Ignacio Leonetti reconsideró la figura “nihilista” de Don Juan, personaje clásico del Siglo de Oro. A partir del estudio de un grabado de Gustave Doré: «Don Quijote en su biblioteca», Alejo Cercato, filósofo y escritor, se preguntó si el personaje de Cervantes era un hombre absurdo. El mundo absurdo no tiene sentido para el resto del mundo, lo mismo que el de don Quijote, considerado loco. Rebelión y pasión harían del personaje español un «hombre absurdo» en el sentido camusiano. Así como Patricia Sambataro se interesó por la sensibilidad española de Camus, Lucrecia Romera, en una exposición de gran claridad, puso en perspectiva los tres centros de interés de estas jornadas: Camus, Don Quijote y el Siglo de Oro. Recordó el contexto histórico y cultural del Siglo de Oro español, para mostrar cómo los valores de esa época y los de sus escritores influyeron en Camus, en particular el sentimiento del honor y de la verdad, presentes en el Quijote. Correspondió a Inés cerrar el coloquio. Lo hizo con una exposición magistral, demostrando cómo El primer hombre y Don Quijote son obras de arte que ayudan a vivir. Los dos protagonistas llevan tan lejos como es posible el conocimiento de sí y se esfuerzan por alcanzar la plenitud humana.

«Nuestros autores»: así hablaba Camus de los autores del Siglo de Oro, como oportunamente recordó Inés. Es decir, se sentía profundamente español. Este coloquio completa sin repetirlo, el que Vincenzo Mazza organizó en París en febrero de 2016, centrado en «Camus y el teatro del Siglo de Oro». La perspectiva más amplia adoptada aquí, permitió abordar temas hasta entonces poco tratados o no tratados, como los problemas de traducción encontrados por Camus, adaptador de Lope de Vega y de Calderón, (notable estudio de Alicia Bermolen, sobre Camus traductor del Caballero de Olmedo) o el paralelismo con San Juan de la Cruz a propósito de la experiencia de la belleza (Mercedes Palavecino). Ver?nica Miranda nos propuso una explicación luminosa de «La mujer adúltera» a través de «el alma oscura» de San Juan de la Cruz, palabras ilustradas con sus propios dibujos y pinturas.

Quisiera agradecer nuevamente a Inés por la energía desbordante de la que da prueba, para difundir en América latina el pensamiento de Camus y destacar el apoyo incondicional de su esposo, Enrique, siempre presente en las diferentes manifestaciones. Un agradecimiento también a su equipo, tan eficaz como sonriente.
En síntesis, habrán comprendido que volar a Buenos Aires es una alegría para mí, tan segura estoy de ser recibida con cálida amistad.

Encuentros de lectura. Martes 6 de septiembre de 2016

img_20161004_193314633

El primer martes de mes, se reúnen en la Alianza Francesa, de 18.30 a 20, admiradores de Camus. Tuve la oportunidad de asistir al encuentro del 6 de septiembre. Este año, Inés propuso El derecho y el revés. Trece personas se reunieron esa tarde alrededor de «Ansia de vivir». Inés reubica el texto en su contexto y muestra la reproducción de la primera edición en el catálogo Charlot «Un editor mediterráneo». Todos son llamados a expresar sus impresiones luego de la lectura, muy expresiva, de una de las participantes. Todos están impactados por la unión de contrarios en Camus: amor por la vida y desesperación por vivir se codean en este texto. Cada uno reacciona según su experiencia a la afirmación de Camus: «El precio del viaje es el miedo». Para unos, el viaje es total libertad, para otros el individuo enfrentado consigo mismo. Este intercambio muy libre alrededor de “Ansia de vivir”, me permitió comprobar que se trataba también de «amor por Camus» y en un sentido más general de «amor por Francia». ¡Todas nociones en vías de extinción en nuestro «viejo mundo»!
El objetivo de Inés es «dar a entender» un texto. Hoy, los de Camus, en otros tiempos Dante y su Divina Comedia. ¡Qué hermoso logro!

Marie-Thérèse BLONDEAU

Esta entrada fue publicada en 2016, Actividades, Galería, Memoria. Guarda el enlace permanente.